Skip to main content

Historia

Siendo artesanos de la madera descubrimos el arte por casualidad, nos sumergimos en el mundo de la pintura y la escultura, y de ahí nació una fusión, que dio lugar a una idea, un proyecto y una realidad. 

Iuglandis Jose Luis

El Nogal

Se dice que el nogal es la madera más bonita, por su espectacular veteado.
Se diferencia del resto por ser un material con acabados que rozan la perfección estética, con colores grises, marrones, incluso casi negro convirtiéndose en un madera muy valiosa.
Un árbol de crecimiento lento, puede alcanzar 30 metros de altura, y su origen proviene de Asia y Europa central.
El Nogal Europeo, el que nosotros utilizamos, es una madera muy resistente y de estupenda calidad, con colores claro oscuros ocres, mucho brillo y veteado muy pronunciado.
Secado durante 15 años al natural, para proporcionar una mayor estabilidad y garantía.
Es nuestra madera base, con ella realizamos el 90% de nuestros muebles, y solo cambiamos de madera si encontramos alguna pieza autóctona que nos sorprenda por su rareza y belleza, convirtiéndola en una pieza única

La Nuez

Valor diferenciador y único.

Nuestro símbolo, una nuez maciza de plata bañada en o de 18k, basada en una  real. Con ello logramos una identidad visual, un reconocimiento instantáneo y un aporte de exclusividad. 

El Taller

Muebles funcionales o artísticos, artesanales y exclusivos. 

Decenas de años de experiencia en el tratamiento de la madera, junto con inquietud de crear algo diferente. 

IUGLANDIS nace como una marca de muebles artesanales macizos, a los cuales cuando no obtenemos una pieza única por su rareza o dimensiones añadimos arte, pintura o escultura.  

Como en el caso del mueble Germinal, un mueble de nogal con pintura al óleo de Raquel Figueiras, a la cual estaremos siempre agradecidos por su incansable ayuda en  nuestro primer trabajo.  

Artistas colaboradores

2022

Raquel Figueiras
Lomarti
Mercedes Paz
Francisco Pazos

Fuente: Lomarti

Autenticidad

Todos los productos Iuglandis, se entregan junto a una caja de nogal tallada y pintada a mano, con el nombre y el número de serie.

Además de un certificado firmado por el artista, que colabora en el acabado, como sello de autenticidad de su obra.